Posteado por: cercadeafrica | 03/01/2011

Diario en Camerún 2010 (I)

Comenzamos una nueva categoría!! Esperamos que os guste.

Comienza la aventura. 4 de septiembre 2010

Al fin en marcha, aunque con retraso estamos embarcando en el vuelo de Royal Air Marroc con destino Casablanca y Duala. Atrás quedaron las dudas primero, la búsqueda de información después, y el dar forma al viaje con la ayuda inestimable de Joan Riera, autor de la guía de Camerún editada en español y responsable de contagiarnos el entusiasmo por este País tan poco visitado todavía y que conserva por tanto, la autenticidad de los lugares vírgenes en cuanto al turismo se refiere.

Camerún, toda África en un solo país, como reza el eslogan de la publicidad estatal camerunesa, te sorprende y te atrapa en sus paisajes, sus gentes y su diversidad cultural sin parangón en todo el continente africano.

PROVINCIA LITORAL, MONTE MANENGOUBA

Tras una última parada técnica en Yaundé, llegamos maltrechos a Doula a las 6h de la mañana, después de sufrir los servicios de la compañía aérea Royal Air Marroc que nos obsequió con un espacio menos que limitado, en el que intentamos evadirnos durante las siete horas largas que duró el vuelo. Pero sus servicios no quedaron ahí, además perdieron una de nuestras maletas a la ida y otra a la vuelta.

Llueve a mares en Doula mientras desayunamos con Willy, el responsable de nuestro programa en Camerún. Hacemos una parada técnica en una de las numerosas pastiseries de la ciudad para comprar comida para el trekking a Manengouba y nos montamos en el 4*4, que sería nuestra segunda casa durante el viaje, dirección Mbourouko, desde donde partiremos caminando al día siguiente. Decidimos dejar la visita a las cataratas de Ekom Nkam para la vuelta porque continua lloviendo y la pista que llega hasta ellas está impracticable. El camino está lleno de plantaciones de bananas y plantain, un tipo de plátano más grande y duro que se toma cocinado, y que sirve de guarnición para casi todas las comidas del país. Gracias a la climatología y a la fertilidad de la tierra volcánica esta zona es considerada la despensa de Camerún, en ella se cultiva frutas, hortalizas y café a gran escala. Es obligado una parada por el camino en uno de los muchos puestos de fruta al lado de la carretera.
Después de cuatro horas llegamos al lodge Kleber Chollier, a media hora de Mbourouko, un hotel precioso con bungalós estilo africano y piscina con agua filtrada de la montaña . Al fin una ducha y una cama después de casi 24h en marcha.

6 de septiembre 2010

Salimos temprano para comenzar al trekking que nos llevará hasta los lagos-cráter gemelos del monte Manengouba. Dejamos el coche al lado de la “laterie” del dueño del albergue en el que nos hospedaremos al día siguiente, ya de vuelta, y con las mochilas al hombro nos ponemos en marcha. Continúa lloviendo débilmente, lo que convierte el camino en una pista de patinaje sobre barro. Dejamos atrás las plantaciones de maíz y el ir y venir de las gentes del pueblo para adentrarnos en la montaña. El camino asciende suavemente y la vegetación lo inunda todo. Nos acompaña Abdul, nuestro guía, Enmanuel, nuestro conductor, y un chico del pueblo que nos ayuda a subir todo lo necesario para dos días. El ascenso es durillo, sobre todo por el barro, que resbala increíblemente. Más o menos a medio camino hay un asentamiento Peul, en el que dormiremos a la vuelta. Descansamos un poco para tomar aliento y continuamos camino. Después de más de seis horas de ascenso llega la recompensa, ante nosotros se abre la zona del cráter, es espectacular. Una explanada inmensa rodeada de montañas, de un verde increíble llena de cebúes, que de pronto desaparece de la vista tapada por girones de niebla, haciendo que la temperatura cambie en cuestión de segundos.


Y en medio de ella aparece el lago hembra, parece sacado de una peli de Tarzán. Las aguas de este lago, dicen, son buenas para la fertilidad, de ahí su nombre. Después de comer en un templete que hay a medio construir al lado del lago, descendemos por una escalera de metal espantosa, absolutamente fuera de lugar, a la que le falta el último tramo, para acercarnos al agua. No nos podemos resistir y a pesar de las nubes nos zambullimos en ella. El agua está clara y a una temperatura estupenda. La belleza que nos rodea es increíble.

Lago Hembra

 

El lago macho está al lado, pero no podemos verlo desde aqui. Sus aguas tienen un color verdoso y está prohibido bañarse en él, es sagrado, y sólo los hechiceros de Bangem utilizan el agua para sus ceremonias.

Continuamos hasta el campamento de los pastores Peul que habitan en estos parajes desde hace más de cuatro generaciones. Entiendo que abandonaran la trashumancia para quedarse en este lugar, en el que el pasto abunda todo el año. Rebaños enormes de cebúes rodean el poblado. Cada familia construye sus chozas separadas del resto, junto a sus animales. Nosotros dormiremos en una de ellas, cerca de la fuente que surte de agua al poblado. La ducha detrás de unos matorrales y el wc una explanada inmensa en la que perderse.

Los rasgos de los Peul son fácilmente reconocibles, ojos negros y saltones, nariz prominente y aguileña, cara alargada con la piel más clara y sus mujeres llevan el pelo largo, casi siempre trenzado y adornado con telas. Son altos y delgados, llama la atención el cuidado que ponen en su aspecto físico, siempre limpios y elegantes.

Mujer Peul

Igualmente el poblado está impoluto, alrededor de sus casas no hay ni rastro de la tupida hierba que cubre el resto de la explanada. La familia que nos acoge está compuesta por el jefe, que vive sólo en su choza, sus dos mujeres, y los hijos y nietos de ambas, unas cinco chozas en total. Apenas vimos hombres en el poblado, que se dedican al pastoreo, aunque en este lugar las reses no necesitan de pastores que cuiden de ellas, no hay conflictos entre las distintas familias ni problemas de robos o extravíos. Las mujeres cuidan de los hijos, los varones viven con ellas hasta los cinco años, momento en el que pasan a vivir a la choza de los jóvenes solteros, las niñas sin embargo, permanecen con sus madres hasta que se casan y se trasladan al poblado del marido. Además cada mujer prepara la comida para toda la familia, atiende al marido, siguiendo un orden estricto, un día una, otro día la otra, ordeña los animales y se encarga de la venta de la leche en los mercados, siendo esta y excepcionalmente la venta de alguno de sus animales la principal fuente de sus ingresos. Los Peul no cultivan la tierra, ni los sedentarios, como es el caso, ni por supuesto los nómadas o Mbororos que viven al norte.

Mostramos nuestros respetos al jefe, que siempre es el más mayor del poblado y charlamos con las mujeres. Alguna de ellas, aún soltera, estudia en Bagem y habla algo de inglés. Quiere seguir estudiando hasta encontrar marido, momento en el cual dejará el mundanal ruido para atenderle obedientemente.

Joven pastora

 

Cenamos espaguetis cocinados por Abdul, en la choza de la primera mujer del jefe. Cada casa está compuesta por dos chozas, la cocina en la que hacen el fuego sobre el suelo, comen y pasan la mayor parte del tiempo y el dormitorio en el que hay una cama de madera, en los hogares más pudientes, o una simple estera en el resto. En la cocina además, guardan la más preciada de sus posesiones, sus cazuelas, regalo de boda, e imprescindibles para la preparación de la comida, y su reparto entre las chozas de cada una de los miembros de la familia. Llama la atención verlas perfectamente colocadas por tamaños, hechas de metal y decoradas con flores sobre fondo blanco, como único adorno entre la leña y los diminutos taburetes en los que se sientan, responsables de la agilidad y elasticidad con la que se mueven sus moradores, incluidos los de mayor edad. Nos acompaña una familia gatuna, cuyos miembros entran y salen a sus anchas de la choza para calentarse al lado del fuego.
La temperatura por la noche baja bastante en esta época del año, y la niebla sube y baja intermitentemente. La lluvia y el rugido del viento nos acompañaron toda la noche. En nuestros sacos apenas notamos el frío, pero nuestros compañeros de viaje durmieron bastante menos abrigados en su rincón de la habitación.

JR

Fotografías: Ligorio Sanlui


Responses

  1. Felicidades de nuevo por regalarnos una crónica personal en terreno africano en vez de linkar materiales o vídeos de otras webs y blogs.
    Espero con impaciencia el nuevo capítulo. Saludos

    P.S. Aprovecho para hacerme propoganda (como todos): en mi blog (http://carlescascon.wordpress.com) estoy colgando también crónicas de mi reciente viaje a Camerún, en especial sobre los pigmeos (el navegador permite traducir del catalán al castellano automáticamente…)

  2. Indudablemente si decimos Camerún lo primero que viene a tu mente es su paradisiaca locación, además de su flora exuberante y variada, y obvio que no se puede dejar de lado su fauna ya que sin duda a mi parecer es uno de sus principales atractivos porque se presta para un buen safari fotográfico, acá les dejo una página que encontré y que de seguro les va a encantar para hacer un buen plan de viaje http://mundoviajes.portalmundos.com/camerun-un-pais-de-opulencias/ porque Camerún y en sí todo África es una cuna cultural aún por descubrir.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: