Posteado por: cercadeafrica | 20/01/2011

Diario en Camerún (III)

8 de septiembre 2010

Continuamos ruta, hoy sólo un paseo de hora y media hasta llegar a Mbourouko, desde donde partimos. El camino está en mejores condiciones porque ayer apenas llovió. Enseguida empezamos a ver los campos de cultivo que rodean el pueblo.

Bartola por fin puede caminar libre por el coche, está un poco asustada, demasiados cambios para su corta vida, espero que Enmanuel la cuide bien en su nuevo hogar.

De vuelta a Doula nos desviamos a la derecha para seguir una pista, en bastante mal estado, de unos 10 Km que lleva a las cataratas de Ekom Nkam, donde se rodó la película Greystocke, la leyenda de tarzán, protagonizada por Christopher Lambert. Dejamos el coche en una especie de lodge innacabado, como muchas otras obras en Camerún, y caminamos siguiendo el río hasta un mirador, desde donde pueden contemplarse en todo su esplendor. En la época seca se puede acceder a la zona de abajo por un camino que en este momento, nos dicen, está impracticable. A cambio en esta época, el salto de casi 90m. de altura está espectacular, repleto de agua.

Paramos en Nkongsamba, de camino a Doula, para compulsar las fotocopias de los pasaportes, puesto que los originales tenemos que dejárselos a Willy para que tramite los visados a República Centro Africana, y aquí la policía es bastante insistente con la documentación de los turistas, en ningún sitio del mundo hemos enseñado tanto el pasaporte como en este país.

De nuevo en Doula, nos alojamos en la misión Baptista, en una habitación más que aceptable y situada en el céntrico barrio de Akwa. Desde los jardines con piscina de la misión podemos ver las grúas del puerto, a orillas del río Wouri, que convierte a Doula en la capital económica del país. Akwa es el barrio más animado y comercial de la ciudad, y cuenta con las mejores pastiseries, en las que hay un surtido nada despreciable de dulces buenísimos. Hicimos una visita rápida al mercado de artesanía, conocido como Marché des Fleors, con intención de no comprar nada, todavía nos queda mucho viaje por delante, pero no pudimos resistirnos. El mercado está techado y lleno de puestos en los que se vende gran parte de la artesanía que se fabrica en Camerún, el regateo es imprescindible.

Por la noche cenamos en el restaurante Saga africana, regentado por una francesa, muy cerca de la misión. A pesar de la corta distancia que tenemos que recorrer, escasos diez minutos, Abdul insiste en acompañarnos, dice que es más seguro. Doula tiene fama de tener mucha vida nocturna y parece cierto porque hay un montón de gente a la puerta de una discoteca a pesar de ser día laboral.

JR

Fotografías: Liborio Sanlui

Tal vez te interese:

Posts anteriores Diario en Camerún

Otros posts de Camerún


Responses

  1. qué bonitas las cascadas Ekom Nkam, salvajes!… he buscado algo más de info, situación… una pena no pasaramos por allí, nosotros no hicimos el oeste de camerún … para la próxima lo dejamos!🙂
    saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: